Colorful tiles on the roof of St. Stephen's Cathedral in Vienna

Vienna Media News

You are here:

Viena Prensa Actual Enero de 2022 Hambriento de Viena

En el nuevo Hotel Motto de la Mariahilfer Strasse, el Restaurante Chez Bernard crea un ambiente parisino en plena Viena. El dueño y anfitrión Bernd Schlacher le ha dado el nombre. No solo el restaurante, sino todo el hotel ha sido creado bajo el lema de „Viena se encuentra con París“. El restaurante y bar se encuentra situado en la azotea de un histórico edificio de los años 1870. Acogedores asientos en los rincones, muchas plantas y una impresionante cúpula sobre el bar (sobre el cual cuelgan exuberantes tiestos) son los encargados de crear un ambiente especial. También la carta se ha inspirado en la gastronomía francesa. Un lugar para poder tanto desayunar como tomarse un cóctel a altas horas de la noche. La terraza de la azotea se inaugurará en la primavera de 2022.

Viaje culinario alrededor del mundo

También en el nuevo Hotel Zola se ha inaugurado un restaurante. El elegante ambiente de este hotel boutique se refleja en el aspecto del restaurante que lleva el nombre de Zazatam: los papeles pintados de vivos colores con dibujos de jardines paradisíacos y la abundancia de terciopelo llaman la atención del cliente. Este restaurante de “casual fine dining“ sirve una cocina internacional. Los entrantes están pensados para ser compartidos y los platos fuertes suponen un viaje alrededor del mundo. Tanbién hay un pequeño bar.

Y otro restaurante de hotel acaba de abrir sus puertas. A primeros de diciembre se inauguró el Hotel Gilbert en el barrio de Spittelberg. El Gilbert es, tanto en su exterior como en su interior, un hotel muy verde:  la fachada está recubierta de vegetación y el interior dispone de mil plantas. También la  brasserie del Hotel Gilbert pretende ser un oasis verde y lleva el adecuado nombre de &flora. El foco se centra en la cocina oriental, sostenible, vegetariana y vegana.

De Francia a Zimbabue pasando por Grecia

Uno de los locales gastronómicos estelares es la brasserie del Casino Zögernitz. El interiorista Denis Košutić ha diseñado este nuevo local del gastrónomo Marco Simonis: de muchos colores y muy salvaje. Mucho mármol, mobiliario de colores llamativos, corazones y palmeras en el techo hechos de fluorescentes de colores. Desde el punto de vista gastronómico se apuesta por la cocina francesa con toques vieneses. La brasserie del Casino Zögernitz se encuentra en un edificio del 1837 de esttilo Biedermeier erigido por Ferdinand Zögernitz, en el cual otrora Johann Strauss entusiasmaba a sus oyentes con los ritmos de sus valses. El edificio ha sido remodelado en los últimos años y abrirá sus puertas en verano de 2022 con el nombre de House of Strauss. Su centro será el histórico salón de música. La brasserie ya está abierta desde junio de 2021.

Uno de los restaurantes griegos más antiguos de Viena ha cambiado de gestión este año y se presenta como restaurante de “hellenic fine dining“. Este restaurante griego apuesta por la cocina griega contemporánea, bastante alejada de la tradicional. El chef de cocina estrella Gikas Xenakis (del restaurante Aléria de Atenas) ha asesorado a la hora de crear la nueva línea gastronómica. El resultado es digno de verse. En este elegante restaurante no se hace caso de los estereotipos griegos, sino que se pretende ampliar el horizonte gastronómico.

Una interesante línea culinaria es la que ofrece Belly of the Beast, una mezcla entre las cocinas de Austria y Zimbabue. Belly of the Beast apuesta por platos de verduras creativos y perfectamente presentados. El chef de cocina Marvin Mudenda, que gestiona el restaurante con sus dos hermanos, muestra aquí sus cualidades y centra su atención en la idea del „de la granja a la mesa“. Los ingredientes son biológicos y regionales. Se ofrecen dos menús de degustación diferentes, uno de ellos con carne. 

Austria está presente en la carta

Dos amigos chefs de cocina de primera fila, Stadler & Thomas, han hecho realidad su sueño de abrir juntos un restaurante. En su local del distrito 7, en la calle Burggasse, apuestan por la cocina austríaca y mediterránea de alto nivel en un ambiente sencillo. 

El restaurante Sattlerei ya abrió sus puertas durante el último confinamiento en forma de tienda de comestibles y de comida para llevar, el restaurante se abrió más tarde. La calle Heinestrasse del distrito 2 es quizás un lugar poco usual para un restaurante de “fine dinnig“ de esta categoría, pero vive precisamente del contraste. Aunque el chef Lewis Emerson es inglés, la carta se centra en la gastronomía austríaca, si exceptuamos los desayunos de inspiración inglesa. El Sattlerei es una empresa familiar en la que la sostenibilidad y los productos biológicos juegan el papel predominante.

El antiguo mesón Sagmeister ha pasado a nuevas manos y ha reabierto sus puertas con nuevos aires bajo el nombre de 575 Sagmeister. En el programa se encuentra la clásica cocina vienesa con una buena ración de modernidad.  También el aspecto exterior del 575 Sagmeister resulta de una combinación de lo viejo y lo nuevo, el tradicional inventario de mesón de los años 70 ha sido conservado en parte y ha cobrado nueva vida con gracia y salero. 

Novedades en el Prater

En el Prater también hay novedades: el antiguo Eisvogel situado en la Plaza de la Noria se ha convertido en el Restaurante zum Praterzauber. Los platos se centran en la cocina clásica vienesa y el pescado, aunque también se sirven especialidades internacionales. Ùnico en Viena es su humidificador de carne. 

En las cercanías se ha inaugurado el Café Ponykarussell. Ubicado en un suntuoso edificio con cúpula del año 1887, el Ponykarussell era en su tiempo la atracción infantil por excelencia del parque de atracciones del Prater. Tras retirarse los ponys en 2016 se instaló aquí un bonito café. Las pinturas murales de la cúpula representan animales exóticos y la vegetación de la jungla, y también en todo el local se da mucha importancia al elemento verde. El órgano Molzer situado en el centro recuerda todavía hoy los días felices de otras épocas.

De color rosa en la Stephansplatz, de color verde en la Mariahilfer Strasse

No es nueva, pero se presenta completamente remodelada: la sucursal de la cadena de cafés-pastelerías Aida en la plaza de la Catedral, la Stephansplatz. Ya en 1959 se inauguró en este lugar la filial de esta empresa familiar de larga tradición. Desde finales de octubre, tras su amplia remodelación, vuelve a resplandecer como en un sueño de color de rosa, el color inconfundible de la empresa, y en el aspecto retro que le ha dado fama. De nuevo pueden degustarse sus delicias mientras se observa el bullicio de la Stephansplatz desde una de sus dos plantas .

En un tranquilo patio interior de una casa de la bulliciosa Mariahilfer Strasse se inauguró a principios de noviembre el Stadtallee. Forma parte de una empresa gastronómica (Die Allee en el Prater, el Blumenwiese en el Canal del Danubio) y abarca un amplio espectro culinario que va desde el desayuno, pasando por los platos de barbacoa, steaks y burger hasta la cocina vienesa y los cócteles. Rodeado de plantas, uno se sienta en un luminoso invernadero que en verano puede abrirse. Ideal para hacer un descanso en mitad de las compras. En 2022 se añadirá un bar de cócteles.

Desenfadados bares de cócteles

He aquí otros bares de cócteles ya abiertos en Viena. El legendario Barfly’s Bar, que celebra su reapertura en el nuevo hotel boutique Josefine. Ya mientras estaba en el antiguo Hotel Fürst Metternich el bar tenía fama en toda la ciudad. Tras el cierre y la remodelación del Hotel Metternich tuvo que cerrar sus puertas. Ahora vuelve a abrirlas con un aspecto completamente nuevo. Los taburetes y sofás de terciopelo, mucho latón, paredes de mármol verde y grandes espejos recuerdan a un bar en el que encajaría perfectamente la figura del gran Gatsby.

En el antiguo Reiss Bar, Roberto Pavlović ha inaugurado ya su tercer Roberto American Bar. Mucho mármol, una suntuosa araña roja de cristal y una carta de bebidas gruesa como la Biblia (y llamada por ello la Biblia del bar)  son sus elementos más característicos. El elemento más destacado es el cóctel Lobmeyr, uno de los más caros cócteles de Viena por el que se pagan 45 euros. A este cóctel clarificado (gracias a la técnica del “milk washing“, el lavado de leche,) se le añade champán y es servido de manera elegante en un bol de cristal para golosinas de la empresa Lobmeyr diseñado por Oswald Haerdtl en 1925.

Los cócteles y el sonido electrónico son las características del más reciente club de cócteles de la ciudad, el Hannelore. Muchas plantas verdes, decoraciones florales en las paredes y un mobiliario de terciopelo aportan un ambiente de invernadero en la calle Dorotheergasse. El gran árbol en el centro del bar no da sombra, pero completa el espacio verde. Más de 24 tipos de ginebra pueden ser quí degustados; la cocina puede preparar pequeños tentempiés.

En un antiguo taller del distrito 6 se ha inaugurado una champañería. El Champagne Garden tiene a su favor, sobre todo en verano, su idílica terraza en el patio interior. Esta champañería es un bar de día, también hay degustaciones y una tienda en la cual se pueden comprar estas deliciosas bebidas.

Direcciones:

Contact

Oficina de Turismo de Viena
Florian Wiesinger
Prensa España
tel. (+ 43 1) 211 14-362