Viena Prensa Actual - Freud y el alma vienesa El nuevo Museo Sigmund Freud


La superficie del museo para exposiciones casi se ha doblado, pasando de 280 m² a unos 550 m². La presentación, completamente renovada, se basa en fotografías históricas y escritos que permiten reconstruir el uso de las diversas habitaciones. Los objetos expuestos permiten acercarse a la polifacética obra de Freud e ilustran facetas de su vida y de la sus familiares. Los elementos originales conservados de las salas posibilitan experimentar de manera auténtica el espacio donde surgió el psicoanálisis. El recorrido de la exposición, por ejemplo, es el mismo que realizaban los miembros de la familia y sus visitantes.

El piso principal (llamado en Viena “Mezzanin“), donde se encontraban la vivienda y la consulta y que antes de la remodelación albergaba el museo, la biblioteca y las oficinas, sirve ahora de espacio museístico. La primera consulta de Freud, situada en el entresuelo y que hasta ahora solo podía visitarse parcialmente, forma parte asimismo del ampliado museo y muestra la colección propia de arte conceptual. Esta colección fue iniciada por el artista conceptual norteamericano Joseph Kosuth y contiene obras de otros artistas de fama mundial tales como John Baldessari, Pier Paolo Calzolari, Susan Hiller, Ilya Kabakov o Franz West.

La biblioteca del Museo Sigmund Freud, con sus cerca de 40.000 medios, es la mayor biblioteca especializada en psicoanálisis de Europa. Ubicada hasta hace poco en las antiguas habitaciones privadas de la familia Freud, se halla ahora a disposición del público en la planta superior. La nueva sala de lectura, adaptada a las modernas tecnologías, puede ser utilizada también como sala multifuncional de conferencias. Toda esta planta (la llamada “Beletage“) está dedicada a las tareas científicas y alberga, además de la “Biblioteca del Piscoanálisis”, un amplio archivo. En el vestíbulo de la planta baja se encuentran la taquilla, la tienda y el café, mientras que el guardarropa está situado en el sótano. El café y la tienda son accesibles independientemente del museo. Esta claramente mejorada infraestructura responde al elevado número de visitantes (en 2018 fueron unas 110.000 personas).

El edificio de la Berggasse 19 es primeramente el lugar de origen del psicoanálisis, una ciencia que abrió una nueva autovisión del hombre al inicio del siglo pasado, que dejó huella en la ciencia, la cultura y la sociedad y que sigue desarrollándose hasta el día de hoy. Pero este edificio sirve también de monumento conmemorativo de la pérdida de cultura y humanidad bajo el terror nacionalsocialista. Freud y su familia pudieron huir en 1938 del nacionalsocialismo y llevarse sus posesiones al exilio londinense (por ejemplo, el famoso diván). Este lugar pretende recordar tanto a las personas que tuvieron que abandonar su hogar como a las que no pudieron hacerlo. En la Berggasse 19 se instalaron viviendas colectivas para familias judías y desde aquí fueron deportadas 79 personas. Esta función de lugar conmemorativo y de recuerdo de la responsabilidad histórica de Austria y Viena también ha sido tenida en cuenta en la presentación del museo.

Contacto:

Recommend article

Please complete all the mandatory fields marked with *.
The data and email addresses you provide will not be saved or used for other purposes.

From
to
Rate this article
Recommend article

Please complete all the mandatory fields marked with *.
The data and email addresses you provide will not be saved or used for other purposes.

From
to
Feedback to the vienna.info editorial team

Please complete all the mandatory fields marked with *.

Title *
Service links