By using our website, you are agreeing to cookies being stored and Google Analytics being used on your device in order to offer the best possible service. You can find more information on this here.

B2B service for the tourism industry To website for visitors to Vienna
Colorful tiles on the roof of St. Stephen's Cathedral in Vienna

Viena Prensa Actual – 01/2016 Los dulces de los hoteles vieneses

La tarta Sacher original, un esponjoso pastel de chocolate con mermelada casera de albaricoque y una cobertura de chocolate de la mejor calidad, es sin lugar a dudas el pastel más conocido de Viena y de Austria, sino del mundo entero. Desde 1832, el legendario Hotel Sacher de Viena, situado detrás de la Ópera estatal (Staatsoper), mantiene en secreto la receta original de esta tarta. El creador de la tarta fue Franz Sacher, que trabajaba de aprendiz de cocinero al servicio de la casa del príncipe Metternich. Hoy en día, se elaboran manualmente más de 360.000 porciones al año: una tercera parte se consume en el hotel, otro tercio se reparte en los puntos de venta y el último tercio se envía a clientes de todo el mundo. La tarta Imperial también alardea de receta secreta y del relato de cómo fue inventada. Según parece, en 1873, un joven pinche de cocina preparó esta tarta en honor del emperador Francisco José I, con motivo de la inauguración del Hotel Imperial de la avenida Ringstrasse de Viena. La tarta está formada por varias capas de masa de almendra rellenas de cacao y mazapán, con un glaseado de chocolate. La tarta Imperial, al igual que la tarta Sacher, se puede encargar por internet y se envía empaquetada en una cajita de madera.

El Grand Hotel de Viena se consagra a otro de los clásicos del arte de la pastelería vienesa: el bizcocho Grand Guglhupf, cuya receta se mantiene naturalmente bajo un estricto secreto. Además de mantequilla, azúcar, harina y huevos, este sabroso postre lleva vino tinto y canela. El bizcocho Grand Guglhupf se sirve, obviamente, en el hotel del mismo nombre situado en Kärntner Ring, aunque también puede adquirirse en una cajita de regalo o encargarse en la tienda en línea. En 2014, el grupo hotelero de lujo Ritz-Carlton creó un pastel propio para los 86 hoteles que posee en todo el mundo. El pastel Ritz-Carlton, que mezcla chocolate negro con trocitos de naranja, se puede adquirir, como es lógico, en el hotel de la cadena situado en la avenida Ringstrasse.

El Hotel Hilton de Viena, situado junto al parque Stadtpark, rinde homenaje al famoso pintor vienés modernista Gustav Klimt. La tarta Klimt se puede adquirir en tres tamaños, se prepara sin harina y se glasea con chocolate. El hotel Do & Co Hotel Vienna de la plaza Stephanplatz se ha inspirado en la catedral de San Esteban (Stephansdom), situada delante del establecimiento, para crear su pastel Domspitz. Este pastel de chocolate y semillas de amapola, relleno de mermelada de ciruela y recubierto de chocolate, se puede adquirir en un envoltorio triangular, que recuerda a las tejas de la catedral, emblema de Viena. También la tarta Ringstrasse del hotel Vienna Marriott hace referencia a la ubicación del establecimiento en el suntuoso bulevar vienés. Este delicado dulce combina un bizcocho con mazapán crudo, trocitos de piel de naranja confitada y nougat de avellana. La receta del dulce, firmado por el hotel Altstadt Vienna del distrito 7, es obra de la cocinera estrella Sarah Wiener, clienta habitual del hotel. La tarta Otto es una tarta de chocolate recubierta de chocolate y decorada con cerezas confitadas.

Contacto:

Rate this article
Feedback to the vienna.info editorial team

Please complete all the mandatory fields marked with *.

Title *
Title
Service links